La invasión polaca

 
Como ya introducía hace un par de ‘posts’ los polacos han invadido Noruega. A pesar de que en la competición de saltos de Holmenkollen era algo fácil de adivinar por el tupido roji-blanco de las gradas, las estadísticas lo confirman sin lugar a dudas.
 
Hace 30 años, la inmigración llegaba desde Pakistán, Iraq y Somalia principalmente, y en la mayoría de los casos por motivos politicos. A estos primeros immigrantes les siguieron sus familiares a través de la reunificación. Es un grupo muy visible en Oslo.
 
En la actualidad, los datos indican que la inmigración llega sobretodo desde Europa, siendo Polonia el principal país desde donde llega y con diferencia, seguido de Suecia (el ‘pobre’ de los países nórdicos), Alemania y Lituania. Después les siguen diversos países asiáticos, destacando Thailandia.
 
Casi un 3% de la población de Noruega es hoy polaca, una cifra bastante significativa teniendo en cuenta que la población total es tan solo de 4.5 millones. Se ha pasado de 1.700 habitantes polacos en 2006 a 130.000 en 2008.
 
El principal motivo de la immigración polaca es laboral. La inclusión de Polonia en la UE les ha abierto las puertas del país y aunque Noruega no es comunitaria, sí forma parte del tratado de Schengen, siendo fácil conseguir un permiso de trabajo. La espectacular bonanza económica que está experimentando el país hace que sea totalmente necesaria la mano de obra (sobretodo en la construcción) y eso hace que el ‘boca a boca’ traspase fronteras. Muchos vienen a través de empresas polacas establecidas en Noruega. Además la proximidad de ambos países, hace supongo que no sea difícil tomar ‘la decisión’. Muchos de ellos prosiguen más tarde con la reunificación familiar.
 
Hace un par de semanas apareció una noticia en prensa y televisión sobre la situación ‘infrahumana’ en la que vivien muchos de estos polacos,  hacinados en barracones próximos a la obra, cobrando por debajo del salario mínimo y con jornadas laborales de hasta 60 horas. La empresa investigada, ‘sobornaba’ a los empleados con pizza y vodka y les amenazaba con devolverlos a su país si decían algo. Evidentemente, ésta niega todas las acusaciones. Se cree que es un hecho aislado pero el ayuntamiento está investigando varias obras más y tomará medidas (bla bla).
 
Anuncios

~ por nordic nomad en 12 marzo, 2008.

2 comentarios to “La invasión polaca”

  1. El mes pasado tuve una vista polaca y me contó que una ciudad estadounidense (no recuerdo exactamente cual) era en la que más polacos vivían. Muy fuerte. Y eso que Cracovia y Varsovia no tienen cuatro gatos…En Islandia también hay mucha población polaca. Un poco triste que tengan que ponerse a hablar en islandés en la cola de los bares para que no les tiren en las colas…

  2. Ya, creo que la población polaca ha realizado una diáspora sin precedentes por todo el mundo, están repartidos por todos los países, como anécdota, la ministra de asuntos exteriores polaca, Anna Fotyga, en una reciente visita a Noruega y entrevista con su igual, Jonas Gahr Støre, manifestó que se siente preocupada por esta masiva migración de mano de obra polaca y apuntó que, por el bien de su país, ‘espera que regresen a Polonia un dia’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: